LECTURA


Siempre se desnudaba a la menor oportunidad. No es que la ropa le amortajara pero si nada encorsetaba su piel podía centrar sus pensamientos con más facilidad.

Por eso leía desnudo, sin distracciones que le impidieran sumergirse en la historia sintiendo el fluir de las acciones y los personajes.

Se vio reflejado en la vitrina de la estantería. Su cuerpo ya no era el de antes estaba claro. Los años iban dejando su huella pero le pareció que eso debía encerrar también su belleza ( aunque él nunca la hubiera reconocido en si mismo)

Había estado fuera del país mucho tiempo pero le agradaba comprobar que aquellos estantes no habían cambiado.

Sin nada que le ciñera podía iniciar la lectura de aquel libro tan recomendado: “Todo empezó muchos años antes, pero fue en el verano de 1976 cuando tuve la certeza de que la desgracia en nuestra familia aparece en lotes...”

Disfrutaba y por eso le irritó escuchar esos fuertes pasos. Levantó la vista para comprobar que no solo los estantes seguían igual; Cándido el encargado llegaba acompañado de dos vigilantes de seguridad y por la expresión que traían tuvo claro que esas estúpidas normas todavía prohibían leer desnudo en la biblioteca pública.

No hay comentarios:

COSAS APARENTEMENTE INTRASCENDENTES Y OTROS CUENTOS, DE PERE CALDERS

S INOPSIS " Pere Calders es un maestro del relato breve. En sus cuentos medita sobre el concepto de realidad, a la manera de Kafk...