YA NO SOMOS NIÑAS, DE VICENTE MARCO

Como últimamente estoy un poco vago con esto de la escritura, se me amontona la faena. En una misma entrada deberé contar qué es lo que me llevó a leer el libro y a la vez lo que me ha parecido.
No sé si alguna vez ya he hablado por Aquí de Toni Zarza un amigo, lector incansable y organizador, entre otras cosas, de tertulias con escritores para hablar de su obra. Como lo conozco intento no perderme ninguno de sus eventos organizados desde el Club de lectura Penadés.
Nos había citado para el día 26 por lo que tenía el tiempo de justo después de la reunión de La casa del silencio pero no hubo ningún problema.
Pero vayamos por partes. El libro de Vicente Marco, Ya no somos niñas está publicado en la Colección Galardón de Narrativa de la Editorial Autores Premiados ( el libro fue uno de los tres finalistas del V premio Logroño de novela) y puede comprarse por un magnífico precio de 15 euros.
Según la contraportada la novela "narra, con grandes dosis de ironía y humor, la lucha de un grupo de mujeres contra el poder establecido".
Lo primero que se me ocurre decir es que es una novela atrevida, por poner un ejemplo una de sus protagonistas principales, la Leidy, se dedica a la masturbación piadosa. Los hechos suceden en un futuro bastante lejano y además están narrados de modo similar a un reportaje que intentaría explicar el movimiento Ya no somos, 70 años después. La forma de reportaje nos permite conocer las distintas versiones de los hechos según los protagonistas que participaron en ellos.
En algún momento y siempre sacado de contexto el libro pudiera parecer irreverente pero creo que lo que más destaca es el humor. Un humor presente en todas las páginas no solo en las descripciones o en los diálogos sino también en las situaciones casi todas ellas fuente de numerosos equívocos.
En esa línea no perderse las anotaciones a pie de página que a veces ayudan a centrar los contenidos pero que siempre generan sonrisas.
En la foto, en la famosa pecera del Bibliocafé, los amigos que nos reunimos con el autor de la novela Vicente Marco. Pasamos un estupendo rato hablando de la novela de Vicente y de alguno de sus nuevos proyectos ( por cierto falló una sorpresa que nos quería dar con un trabajador del Black, and black, and... pero bueno al final nos llegó su mensaje)
Un libro muy recomendable y un autor a seguir


LA CASA DEL SILENCIO, DE BLANCA BUSQUETS. CLUB DE LECTURA DE ADULTOS DEL COLEGIO HELIOS

El jueves por la tarde nos volvíamos a reunir en el colegio Helios. Esta vez se trataba de hablar del libro que habíamos elegido, La casa del silencio.
Sobre las seis y media íbamos llegando y allí nos esperaban Álvaro, Carmen y Evaristo para darnos la bienvenida. Álvaro había preparado una especie de cata de tés que abarcaba todos los gustos. Nos hablaba de los diferentes tipos, sus cualidades, formas de preparación...
Yo me decidí por un té negro que al parecer tiene un aroma más fuerte y más teína (sin saberlo me pasa como con el café y de hecho lo tomé igual, sin azúcar) y que disfruté enormemente junto con unas galletas y un hojaldre de boniato gentileza de Cristina y Mavi y que estaban exquisitos.
El ambiente era agradable y nos pusimos a hablar del libro valorando un montón de aspectos.
Obviamente las opiniones no eran compartidas por todos pero intentaré reflejar la mayoría de ellas:
- quizás fuera el violín el que elegía dueño siendo muy curioso como el vertedero podía parecer agradable, cuando Teresa encuentra el violín, o desagradable, cuando María lo busca.
- estaba todo tan establecido y era tan predecible que no podías empatizar con los personajes; por ello algunos pensaban que la carta "aclaratoria" final sobraba
- el libro era algo "lioso" al principio pero muy fácil de leer en general
- la historia se iba configurando en círculos
- las muertes parecían llegar en los momentos oportunos ( con una sola excepción que no mencionaré por eso de los spoilers)
- era un acierto ir contando la historia desde la perspectiva de cuatro de los protagonistas ( Teresa, Anna, María y Mark) cada uno de ellos con su propia voz que además, lógicamente, iba evolucionando con el tiempo
- la falta de erotismo para centrar más las relaciones suscitó cierto debate
- María fue la protagonista que más simpatías generó
- la novela tenía dos acotaciones temporales, posguerra española y caída del muro, pero podría haberse desarrollado de forma atemporal
- en la novela tenían mucha importancia los protagonistas no humanos: el muro de Berlín ( y su imagen asociada de cicatriz), la música ( el concierto de los dos violines y Bach en general por un lado y la música popular alemana representada por una canción La granjera y el pastor que nos pareció inventada por otro), los silencios, el Steiner ( violín del siglo XVII), el agua ( imágenes del alma que podía ser torrencial como el río Spree, romperse como las gotas de lluvia, evaporarse como el estanque o aparecer en una lágrima), el sofá negro, el chocolate o el busto de Beethoven.
- hablando del silencio el título nos pareció muy acertado
- cierta tristeza por no poder disfrutar de deseos que estaban ahí tan cerca de los protagonistas
Nos dio tiempo también para hablar de lecturas en general y la ciencia ficción en particular. Álvaro recomendó algunos títulos.
Por cierto Cristina no solo nos llevó unas galletas deliciosas y participó activamente en los comentarios sobre el libro; además tenía toda la razón cuando afirmó que Dune era una novela de ciencia ficción. Lamento haberlo puesta en duda Cristina.
Ya tenemos nuevo libro  (El guardián invisible de Dolores Redondo) y me alegra porque eso significa que volveremos a reunirnos para hablar de lecturas.
Gracias a Evaristo por la iniciativa y la organización ( que maravilla de marcapáginas); a Álvaro, Cristina y Mavi por la preparación, y a todos lo que fuisteis por hacerlo realidad de una forma tan agradable.
Las imágenes corresponden a alguno de esos protagonistas secundarios y han sido seleccionadas de internet pensando que no estaban sometidas a restricciones de uso.

LA CASA DEL SILENCIO, DE BLANCA BUSQUETS

Ya hablamos por Aquí de la nueva aventura que iniciaba Evaristo con el Club de lectura de adultos del Colegio Helios.
El próximo día veinte nos reuniremos para charlar sobre La casa del silencio de Blanca Busquets. Estamos usando el libro editado por Grijalbo con traducción de Cruz Rodriguez Juiz ( el libro está escrito originalmente en catalán con el título de La casa del silenci.
Leo en la contraportada: "Esta es la historia de varias mujeres y de algún hombre. Mujeres valientes y sensibles, mujeres apasionadas, mujeres que aman a los hombres pero que, por encima de todo aman la música"
Una parte importante de la historia gira alrededor de El concierto para dos violines de J.S. Bach interpretado por dos mujeres:



Estoy seguro, pasaremos un buen rato hablando de libros, música, relaciones, amores, sensaciones y como no saboreando el té de Álvaro  y las pastas de Cristina.

DE VIAJES Y TRENES


Subo al tren con la somnolencia rutinaria de los viernes. Un expreso nocturno me dejará en la capital con las primeras luces del fin de semana. Disfruto de un compartimento para mí solo por lo que podré dormir toda la noche.
El calor acumulado no abandona el vagón.
El traqueteo y los silbidos anuncian el comienzo del viaje. Asomado a la ventana me doy cuenta que se abre la puerta del compartimento que da al pasillo. Me giro y allí está ella. Sonríe mientras me pregunta si hay sitio. Asiento con la cabeza. Su sonrisa rivaliza con el cuerpo exuberante que descubro gracias a la luz del pasillo.
Ayudarle a colocar las maletas acaba de despejarme. En un espacio tan estrecho es imposible que nuestros cuerpos no se rocen y tampoco quiero evitarlo.
Su sonrisa permanente es una invitación. El pelo rubio y rizado se recoge en una coleta de la que escapan un par de guirnaldas por cada lado apuntando a unos pequeños hoyuelos en sus mejillas.
El cuello largo y libre da paso a unos hombros cubiertos por una tenue blusa y de una redondez turbadora.
Me avisa de su cansancio y decidimos apagar las luces para descansar.
Las luces del pasillo junto a las de emergencia del compartimento permiten admirarla ahora con un fuerte contraste de blancos y negros.
Su bronceada piel resalta el color de su ropa. Me pregunta por los libros que llevo y hablamos de lecturas y viajes. Ella recostada rendida al calor mientras yo ni parpadeo. Un par de botones de su blusa se abren, unos pechos apenas contenidos en un sujetador blanco oscilan al ritmo acompasado de su respiración. En su ombligo adivino un piercing. Las caderas remiten al espectáculo de las curvas. Su ropa interior resplandece en la oscuridad de la noche como esas ventanas que iluminan nuestro compartimento.
Andamos por el pasillo y al volver se tumba a mi lado recostando su cabeza en mi regazo.
Mis ojos no pueden separarse de los suyos pero mi mente se pierde en la suavidad percibida de su piel.
Al despertar, ella seguía allí. . .

EL VAGÓN DE LAS MUJERES, DE ANITA NAIR

SINOPSIS "En la estación de Bangalore, en la India, Akhila, una mujer soltera de cuarenta y cinco años está a punto de realizar su ...