LA MUJER DE VERDE, DE ARNALDUR INDRIDASON

Lo primero que me gusta contar es por qué leo el libro. En este caso es fácil, lo nombraron en una de las mesas redondas de Valencia negra y resulta que lo tenía por casa de una de esas compras que van quedando pendientes. Por si fuera poco no había leído nunca nada islandés así que  todo iba sumando puntos.
Luego le toca el turno a la edición. El título original del libro es Grafarhögn que al parecer en islandés significa algo así como silencio sepulcral, la traducción es de Enrique Bernárdez (mereció una subvención de The Icelandic Literature Fund) y está editado por RBA en su colección Serie Negra.
Y ahora el libro en sí, la lectura. Es una lectura fácil aunque en mi opinión no pesa tanto la trama digamos criminal como la descripción de una sociedad en este caso la islandesa de la que por supuesto yo no tenía ni idea.
Descubro, gracias  a la trama que durante la segunda guerra mundial se destacaron en la isla tropas primero inglesas y luego americanas.
Constato lo que tantas veces he leído en sitios muy diferentes, que la violencia de género no distingue culturas, clases sociales ni épocas; que puede asesinar personas pero también almas.
Descubro al policía protagonista como una persona con problemas pasados y presentes y que al menos a mi me transmite tristeza.
Es difícil no caer en los spoiler así que me quedaré en una lectura fácil que te permite adentrarte en otro país y en el que la trama está bien sostenida.
Por último unas curiosidades gentileza de un buen traductor que nos informa en relación a los nombre propios:
- Grafarholt significa colina de la tumba
- Grimur: nombre de origen mitológico que remite a dos palabras máscaras como sustantivo y cruel y feroz como el adjetivo grimmur
- Erlendur, el policía triste para mi, significa forastero.



PAN Y CIRCO, DE YEYO BALBÁS


La novela histórica como género es uno de mis favoritos pero es que además la historia de Roma me apasiona. Por eso ha sido un hallazgo de lo más agradable encontrarme con Yeyo Balbás.
Como tantas veces he empezado mal porque he leído Pan y circo antes que Pax romana donde Yeyo nos presentaba  algunos de los principales protagonistas del libro ( aunque no es imprescindible la lectura previa pues la historia tiene identidad propia seguro que hubiera permitido una visión más global de los personajesPax romana.
) En todo caso quedo comprometido desde este momento a la lectura de
Del libro hay varios aspectos que me gustaría destacar. Primero en su vertiente digamos literaria:
- magnífico plantel de protagonistas que como me gusta resaltar cuando ocurre vemos evolucionar con la historia; hay personajes masculinos y femeninos, senadores y pueblo llano, gladiadores y libertos... todos ellos con sus complejidades e intereses ( aquí es donde creo que más lamento no haber seguido el orden cronológico de los libros pues este aspecto seguro que destacaba aún más).
- enmarcando lo que podría ser la historia e intrigas principales ( la lucha por el poder ya que Augusto parece estar gravemente enfermo) aparecen otras tantas historias que acaban adquiriendo gran importancia: las conspiraciones publicanas; los gladiadores con sus escuelas, tipologías, armas, combates; la historia del teatro y mimo: la historia de la literatura; las hambrunas de la plebe que intentaban acallarse con el pan y circo; el empleo de los esclavos en las fincas agrícolas; la historia de la ciudad de Roma...
- una trama que mantiene el interés a lo largo de la historia.
Pero es que además si te gusta la novela histórica son muy de agradecer los anexos que el autor añade al final del libro:
- unos apuntes históricos que nos indican lo que hay de ficción en una novela cuyo argumento intenta reflejar unos hechos acaecidos en Roma allá por el año 23 antes de la era moderna.
- referencias bibliográficas
- un glosario que se completa con un diccionario de términos
En resumen he disfrutado y aprendido con el libro y sobre todo he descubierto a un autor al que seguiré muy de cerca.

CONTRA LAS CUERDAS, DE SUSANA HERNÁNDEZ

Conocí a Susana Hernández cuando vino a presentar al Bibliocafé su anterior novela, Curvas Peligrosas de la que también hablamos por Aquí.
Curvas peligrosas inauguraba una serie de novelas negras protagonizadas por dos mujeres las subinspectoras Rebeca Santana y Miriam Vázquez; insisto en la pareja de mujeres como protagonistas porque es la primera vez que esto ocurre en todo lo que llevo leído de este tipo de novelas.
Ya entonces tuve la sensación de que se iniciaba una saga de éxito por la fluidez en la lectura y la buena presentación de sus protagonistas.
El único problema, que en nada afectaba a la trama, era que no había sido muy bien editado y eso lo han arreglado en esta segunda entrega ( no segundo libro pues Susana ha escrito varios más aunque no con estas protagonistas) publicada por editorial Alrevés.
Volviendo a Contra las cuerdas, decir que fue una de las cinco obras seleccionadas para disputarse el premio a la mejor novela Valencia Negra 2013 lo que me permitió dos cosas: volver a charlar un rato con Susana, tan amable como siempre, después de su participación en una de las mesas de Valencia Negra y disfrutar de las primeras páginas de su novela en una lectura dramatizada ( lo que también pude hacer respecto a las otras obras seleccionadas).
Y ahora con el libro en sí. No es imprescindible leer primero Curvas peligrosas aunque yo lo veo muy recomendable para poder conocer bien a los personajes cuyo núcleo principal se establece en esa primera entrega.
Las protagonistas, subinspectoras Santana y Vázquez, siguen siendo opuestas y complementarias haciendo un buen trabajo en equipo y a su alrededor se desenvuelven una serie de personajes del ámbito privado y profesional. Todos los protagonistas están muy bien definidos, son creíbles y van evolucionando con la historia que se sigue desarrollando en Cataluña pero con menos relevancia, esta vez, del Raval barcelonés.
La novela se lee con facilidad y sobre la trama no contaré nada por si se me escapa algún spoiler aunque como me pasó con el primer libro de las subinspectoras, me quedé con ganas de más.
Una pareja a seguir por lo que ahora solo queda esperar a la tercera entrega.

SUSANA

Susana esperaba. Sentada en el andén masticaba con rabia su mala sue...