MONOLOQUIO

¡Qué desastre!
Sábado por la tarde y aún no sé qué escribir para el miércoles. ¿Monólogo interno? ¿Soliloquio? ¿ Voy de caótico o me estructuro?
¿Cómo voy a saber si me estructuro o no sin saber sobre qué?
Bueno puedo acogerme a la sugerencia de Modesto: haré un monoloquio y al menos ese aspecto lo salvo.
Piensa, piensa; si no logro escribir algo antes de que acabe el fin de semana será un desastre, lo sé. Siempre me ha ocurrido. Necesito un tiempo para luego poder corregirlo.
Hablando de corregir y escribir ¿ cómo se llamaba aquella película con el famoso escritor diciendo muy serio aquello de " se escribe con el corazón y se corrige con la cabeza"?
Pues qué fácil. Nada más acabe el paseo enciendo el ordenador, pongo música, abro las páginas de la rae y el word reference, nuevo documento y ... ¿ con qué escribirá el corazón? ¿le valdrán mis dedos?.
Piensa, piensa, necesito una idea. En el último monólogo terminaba siendo un asesino y dadas las veces que utilizo al personaje corro el riesgo de que me crean medio psicópata.
Ya está, puedo ser un corredor de esos que me cruzo salga a la hora que salga a pasear; podría pensar con frases cortas, simular el ritmo de la carrera...
¡Thor no! Qué dolor, cuando ya casi tenía curado el hombro sale esa ardilla. Menudo tirón, Había olvidado lo que era pasear a un cachorro.
Lo del corredor no estaría mal pero me cuesta ponerme en la piel de un deportista, seguro que suena falso.
Nada sólo se me ocurre la broma aquella de "... un monoloquio me manda hacer Amparo, que en mi vida me he visto...", no, no, descartado.
Pero que tonto si el martes es fiesta, tengo tiempo. Por cierto el lunes vienen a cenar Augusto y Carmen, tengo que comprar Albairiño. No nos acostaremos tarde así que tengo todo el martes y seguro que se me ocurre algo.
Se acabaron las prisas, a disfrutar del paseo.
" Hola Amparo, he tenido un fin de semana liadísimo y no he podido hacer el trabajo"; nada de eso. A casa y a escribir... si el corazón quiere claro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno , parece que el corazón te dejo un resquicio para poder escribir sin recurrir al personaje -creo, que es tu favorito- que pone en serio riesgo tu psique... no está nada mal!

COSAS APARENTEMENTE INTRASCENDENTES Y OTROS CUENTOS, DE PERE CALDERS

S INOPSIS " Pere Calders es un maestro del relato breve. En sus cuentos medita sobre el concepto de realidad, a la manera de Kafk...