SEXISMO LINGÜÍSTICO Y VISIBILIDAD DE LA MUJER

Ayer domingo, El País publicaba un interesante informe de Ignacio Bosque ( miembro de la Real Academia Española y catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid) que fue suscrito por todos los académicos que asistieron al pleno de la mencionada academia del pasado día 1 de marzo.
El informe estudia diferentes guías de lenguaje no sexista publicadas por diversas instituciones ( sindicatos, administración, universidades...).
Según el autor la mayor parte de estas guías «contienen recomendaciones que contravienen no solo normas de la Real Academia Española y la Asociación de Academias, sino también de varias gramáticas normativas, así como de numerosas guías de estilo elaboradas en los últimos años por muy diversos medios de comunicación. En ciertos casos, las propuestas de las guías de lenguaje no sexista conculcan aspectos gramaticales o léxicos firmemente asentados en nuestro sistema lingüístico, o bien anulan distinciones y matices que deberían explicar en sus clases de Lengua los profesores de Enseñanza Media, lo que introduce en cierta manera un conflicto de competencias. No hay, desde luego, ilegalidad alguna en las recomendaciones sobre el uso del lenguaje que se introducen en esas guías, pero es fácil adivinar cuál sería la reacción de las universidades, las comunidades autónomas, los ayuntamientos o los sindicatos si alguna institución dirigiera a los ciudadanos otras guías de actuación social sobre cuestiones que competen directamente a esos organismos, y, más aún, que lo hiciera sin consultar con ellos y sin tener en cuenta sus puntos de vista, cuando no despreciando abiertamente sus criterios».
En El País de hoy ya podíamos leer opiniones encontradas sobre el tema.
Tras una primera lectura, que deberé repetir más pausadamente, coincido con la mayoría de las observaciones del informe sobre todo en lo referente a las normas que pudieran vulnerarse y al hecho de que si se aplicaran las directrices propuestas no se podría hablar.
Pero soy hombre y no se puede descartar un importante sesgo.
¿Cuál es tu opinión?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Leí el artículo con interés y, la verdad, coincido también con Ignacio Bosque. ¡Ah, y soy mujer! Feliz semana

CUALQUIER OTRO DÍA, DE DENNIS LEHANE

SINOPSIS La novela se desarrolla mayoritariamente en Boston de 1918 a finales de 1919 y en ella se entrecruzan las historias de Babe Ruth...