EDUCACIÓN PARA LA JUSTICIA SOCIAL

Juan Carlos Tedesco ( educador y pedagogo que fue ministro de educación en Argentina) es el autor del documento básico que se utiliza en la Semana Monográfica de la Educación que con el tema de La educación en el horizonte del 2020, está celebrando la Fundación Santillana.
El pasado día 19 El País publicaba un artículo suyo con el mismo título de la entrada, Educación para la justicia social, y que me pareció interesante compartir.
Para el autor, el siglo XXI debe ser el de la justicia social y la condición necesaria para la inclusión social es una educación de calidad. Cinco son las líneas estratégicas útiles para que la educación contribuya a la construcción de sociedades más justas:
1.- La educación inicial, lo más temprana posible. Es mucho más importante el capital social y cultural de las familias que su nivel de ingresos.
2.- Los docentes. Es una paradoja de alcance casi universal que a la vez que se reconoce que la calidad de la educación depende de la calidad de los docentes, se aplican medidas que provocan un profundo proceso de desprestigio de su profesión. Propone trabajar a tres niveles: condiciones de trabajo, formación inicial y continua y el diseño de una carrera docente.
3.- La alfabetización científica. Es necesario incorporar metodologías de enseñanza que permitan descubrir la pasión por el conocimiento, el gusto por la experimentación y el dominio del razonamiento lógico.
4.- La alfabetización digital. Por un lado la inclusión digital ( de carácter social) y por otro su uso como recurso didáctico ( de carácter pedagógico). Y todo ello sin olvidar que el ejercicio de esas potencialidades no depende de las tecnologías mismas, sino de los modelos sociales y pedagógicos en los cuales se inserta su utilización.
5.- Las políticas de subjetividad. Para romper el círculo de reproducción de la pobreza en la escuela cuatro aspectos son fundamentales: la existencia de un proyecto, la capacidad de explicar las razones por las que el equipo hace lo que hace, la confianza en la capacidad de apendizaje de los alumnos y el compromiso y la responsabilidad por los resultados para no ser indiferentes ante los síntomas de fracaso escolar de los alumnos.
Para construir una sociedad justa es fundamental apostar por una educación de calidad para todos.
Sólo tendremos una educación de calidad para todos si queremos construir sociedades más justas.
La foto de Juan Carlos Tedesco proviene de la página de Unicef, Argentina.

No hay comentarios:

CUALQUIER OTRO DÍA, DE DENNIS LEHANE

SINOPSIS La novela se desarrolla mayoritariamente en Boston de 1918 a finales de 1919 y en ella se entrecruzan las historias de Babe Ruth...