JORNADA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA: EL TEXTO DE RAQUEL


No sabía como titular la entrada porque no sé que título le hubiera puesto ella al texto así que he preferido que reflejara de que iba la entrada.
Este es el texto que comenté Aquí sobre la Jornada contra la violencia machista y creo que valía la pena leer por varios motivos: está bien escrito, emociona, muestra la violencia típica machista en el interior de la casa y la exterior acordándose además de lo que pasa en otros lugares en este caso en Ciudad Juárez donde si las autoridades toman ahora interés parece que ha sido por las repercusiones mediáticas de lo que allí viene sucediendo desde hace más de 14 años.
Sólo queda felicitar a Raquel y esperar que os gusté lo que ella escribió para leer en aquel día.
Al final pongo un vídeo de un programa de radio en el que hablan  de lo que está ocurriendo en Ciudad Juárez con testimonios de afectados.



¿Por qué lloras, mamá? ¿Dónde está María? ¿Por qué no ha llegado todavía a casa? Papá siempre dice que aquí, en Ciudad Juárez, hay que estar pronto en casa. No quiere que salgamos tarde, dice que México es peligroso. ¿Por qué es de noche y todavía no ha vuelto? Hoy es mi cumpleaños, mamá, y quiero que María me dé un regalo: quiero unos calcetines de la fábrica en la que trabaja, con nueve años ya soy mayor para poder llevar calcetines y el año que viene trabajaré con ella. No llores, mamá, te los puedo dejar si quieres, pero llama a María, mamá, quiero que venga ya a casa. ¿Y ahora por qué papá grita, mamá? ¿Por qué quieres ir al desierto tan tarde? Ya sabes que es peligroso, podrías no volver como Clara, la amiga de María. Dicen que se escapó de casa, pero escuché a su mamá diciendo que la habían raptado. No es así, ¿verdad mamá? La gente es buena. Mamá, no enfades a papá, no quiero que vuelva a pegarte como la otra noche, parecía un león y daba miedo. Hazle caso, esperemos a mañana para buscarle. Tal vez, María solo se ha retrasado porque estaba buscando calcetines para mi cumpleaños. Mañana por la mañana vendrá a mi habitación a despertarme para ir a la escuela, ¿verdad que sí, mamá? Me despertará con un beso en la frente, y pedirá perdón por tardar tanto en venir. Mamá, no grites tú también, todo se arreglará, María vendrá corriendo pronto, ya lo verás. ¿Por qué está aquí Juana, la chica que trabaja con María? ¿Qué te dice, mamá? ¿Cuánto va a tardar María en volver? ¿Me traerá los calcetines nuevos? ¿Por qué ha venido la policía? Mamá, quiero dormir, quiero que María venga a abrazarme e irme a dormir. Quédate tú con los calcetines, mamá, yo no tengo frío, pero no llores más, mamá, las lágrimas te hacen menos guapa. ¡Mamá! ¿A dónde vas? ¡No corras mamá! Es tarde, ven a dormir conmigo esta noche, que cumplo nueve años. ¿Por qué te vas, mamá? Papá no me deja ir contigo, no puedo protegerte como un chico mayor que soy. Papá está triste. Dice algo de perderos a ti y a María. Mamá, vuelve a casa, y trae a María. Tengo sueño, y frío. Quiero los calcetines. Y tu beso, mamá. Y el beso de María.
¡Mamá! Me he dormido. Hoy no he podido ir a la escuela, ni tú ni María me habéis levantado. Te acabo de encontrar en la cocina. No sonríes, mamá. Tienes el ojo morado, como cuando papá te pegó el otro día. ¿Te ha vuelto a golpear, mamá? ¿Ha sido por ir a por María? ¿Y dónde está mi hermanita? Todavía no me ha dado los calcetines. Mamá, enséñame esa bonita sonrisa que tienes. ¿Qué es eso de encima de la mesa? ¿Por qué tienes el collar de María? ¡Está sobre unos calcetines! ¿Son mis calcetines, mamá? ¿Son mi regalo? … ¿Mamá? ¿Por qué dices que María no va a volver? ¿Qué es eso de que se ha ido al cielo? Mamá, María no sabe volar, si no me habría enseñado. ¿Dónde está mi hermanita? Mamá, María tiene doce años, no sabe volar. Mamá, ¿por qué no nos vamos de aquí? Ya sé dónde está María. Y no quiero que vayas con ella. Y tampoco que papá vuelva a hacerte daño. Vámonos mamá, lejos seremos felices. Yo te protegeré, mamá. No más adiós, no más lloros. Vámonos lejos querida mamá.

Las dos primeras fotos provienen de unos blogs mejicanos y la última, la que explica lo que todos los niños del mundo deben saber del diario El Mundo.



2 comentarios:

Evaristo Romaguera dijo...

Raquel leyó el texto también en el aula de 2º de E.Secundaria.
Logró emocionar y sobre todo, y eso es lo importante, logró "remover conciencias" y logró que esos adolescentes, que según los medios de comunicación, no les interesa nada, hablaran de violencia machista muchas horas después de la lectura.

Gracias a Raquel por escribir el texto y por venir a leerlo a la clase de segundo.

La Princesita dijo...

Primero gracias a Carlos por las palabras, no es tan bueno como me gustaría que fuera, y todavía podría pulir algún que otro detalle. Quitaría algún mamá y haría algún que otro retoque, pero estoy bastante orgullosa del texto, he de admitirlo. Me gusta "remover conciencias" como dice Evaristo, y los temas más escabrosos son sobre los que mejor se me da escribir. Mi intención era poder mostrar toda la violencia que se puede encontrar en una sola ciudad, e incluir en el peligro de las calles, de forma indirecta, todo el mundo de la mafia y las drogas que puedan estar dentro. Además, quería que se notara la inocencia del niño con todos esos mamás (vale, ya he dicho que alguno le sobra) y ese sentimiento egoísta y ciego ante un mundo real que tiene el niño, el cual sólo piensa en ver a su hermana porque está cansado y quiere su regalo de cumpleaños, creciendo de golpe al entender la realidad, pese a tener muy poca edad.

Evaristo, me alegro de que se lo tomaran en serio, muy a mi pesar, creo que en l'Eliana me escuchó muy poca gente xD
Los jóvenes no son insensibles, ni ignoran la realidad. Si les das un buen pie, soy de la opinión que pueden aportar ideas muy interesantes. Además, somos el futuro dicen, no podemos ser tan tontos como nos pintan,¿no crees?

Escribí el texto con la intención de que llamara la atención al lector y le marcara, no quería leer hojas con datos de mujeres muertas. Desde mi punto de vista, un relato engancha más que los números vacíos, por muchas vidas que puedan contar, ya que no son capaces de transmitir lo que realmente valían esas vidas. Si algo que te cuentan no te engancha, no lo entiendes, no atiendes y no lo recuerdas más tarde. En ejemplos reales, te marca el conocer algo que, muy a nuestro pesar, existe en pleno siglo XXI en el mundo, son datos que, sin numerar ni tener que memorizar, se quedan marcados en la memoria, y consiguen que no olvides la desgracia que sufren algunas personas.





Bueno, gracias a ambos, por comentarlo y publicarlo, Carlos, y por dejar que los alumnos que no pudieron venir a l'Eliana pudieran escucharlo, Evaristo. Un relato no es mucho, pero espero que algún día pueda escribir este relato en pasado, pudiendo decir que todo ha cambiado.

COSAS APARENTEMENTE INTRASCENDENTES Y OTROS CUENTOS, DE PERE CALDERS

S INOPSIS " Pere Calders es un maestro del relato breve. En sus cuentos medita sobre el concepto de realidad, a la manera de Kafk...