WEST EASTERN DIVAN

Este es el nombre del proyecto ideado por Daniel Barenboim, músico judío, y Edwars Said, intelectual palestino, en 1999. La idea era unir a jóvenes talentos palestinos, árabes e israelíes y combinar el estudio y desarrollo musical ( es una orquesta) con el mutuo conocimiento entre culturas tradicionalmente rivales creando un foro para el diálogo y la reflexión sobre el problema palestino-israelí.
El taller de la Orquesta West-Eastern Divan se celebra como cada año en Sevilla, hogar de la Fundación Barenboim-Said. En esta edición comenzó el 22 de julio y acabará mañana 1 de agosto.
Durante este periodo los jóvenes músicos, asistidos por los profesores de la Staatskapelle de Berlín y dirigidos por el maestro Daniel Barenboim, prepararán el repertorio sinfónico, operístico y de cámara que presentarán a lo largo de la gira de conciertos de este verano.
Este año participan 103 músicos de entre 12 y 31 años en un grupo en el que conviven: españoles, árabes de Líbano, Jordania, Egipto o Siria además de palestinos e israelíes.
El proyecto en sí, del que podéis tener más información en la página de la Fundación Barenboim-Said demuestra que juntos se pueden hacer grandes cosas. Pero por desgracia el avance en el terreno musical es claro mientras que en lo relativo al conflicto parece primar la desilusión.
La foto, de Luis Castilla, está tomada de la página web de la orquesta.

No hay comentarios:

EL CUENTO DE LA CRIADA, DE MARGARET ATWOOD

SINOPSIS Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, s...