LA FILOSOFÍA DEL DECRECIMIENTO


Con el título de Por una vida más frugal, El País publica hoy en su sección La cuarta página, un artículo de Nicolás Ridoux autor de Menos es más. Introducción a la filosofía del decrecimiento ( Libros del Lince)
Mantiene que no padecemos una crisis sino un conjunto de ellas: crisis ecológica, social, cultural, financiera y económica.
Lo primero que quiere aclarar el autor es que decrecimiento no es sinónimo de recesión, no es un crecimiento negativo ni una depresión. Supone que debemos desacostumbrarnos a nuestra adicción al crecimiento, descolonizar nuestro imaginario de la teoría productivista que está desconectada del progreso humano y social.
En un mundo de recursos limitados, las cosas no pueden crecer de manera indefinida. Por eso la objeción al crecimiento habla de la necesidad de compartir, de redistribuir ( o restituir) la riqueza, de sobriedad.
Debemos trabajar menos para vivir mejor. Utilizar los beneficios obtenidos para que todos trabajen moderadamente y todas las personas tengan empleo.
"Devolver el protagonismo a la persona... es una tarea estimulante, un desafío que merece la pena intentar".
Ideas que se pueden compartir o no pero que seguro que hacen reflexionar que siempre es bueno. No había oido hablar del decrecimiento como tal pero como además hoy había comido con Esther era imposible no recordar aquella Historia de las cosas que pusimos Aquí en tres partes.

1 comentario:

Northye dijo...

Por cierto, repartí ese "minidocumental" allá por donde pude.
:)
Muy bueno.

CUALQUIER OTRO DÍA, DE DENNIS LEHANE

SINOPSIS La novela se desarrolla mayoritariamente en Boston de 1918 a finales de 1919 y en ella se entrecruzan las historias de Babe Ruth...