EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS



El Diario Oficial de la Comunidad Valenciana de ayer publicaba unas orientaciones metodológicas y organizativas para la impartición de la materia de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en cumplimiento de los autos del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Y me permito colocarla aquí porque tengo la sensación de que alguien pudiera pensar que era imposible llegar a extremos tan surrealistas o quizás grotescos.
El 8 de abril de este año, Fernando Savater publicaba un artículo en El País comentando las exigencias de la democracia. Citaba a Gustavo Zagrebelsky, quien distingue ( frente a la ética de la verdad absoluta, siempre de raigambre teológica) entre el escepticismo multicultural que cree que cada cual tiene su propia creencia idiosincrásica y todas valen lo mismo y la ética de la duda: el que duda cree en la verdad, la busca, la propone tentativamente, aunque no supone ser su dueño exclusivo y permanece abierto a modificar su planteamiento cuando haya razones mejores para ello. Y relacionaba esto con la aspiración legítima de la asignatura de educación para la ciudadanía.
Volviendo a nuestra Comunidad siento asombro, pena e indignación. Porque me están tomando el pelo. Porque mezclan la educación con intereses partidistas. Porque considero que se comete un fraude de ley boicoteando una asignatura. Porque leo constantemente que siguen habiendo barracones provisionales en vez de aulas y faltan profesores y ahora dedican dos a una asignatura sin que tenga claro que el nivel de inglés de un alumno de 13 años permite captar las complejidades de la asignatura. Porque entre las traducciones y la falta de entendimiento la duración de clase real quedará reducida a una mínima expresión. Porque me parece que la falta de seriedad de nuestras autoridades educativas ha excedido todos los límites. Y por último porque alguna institución ya sea judicial o tipo defensor del pueblo o similar debería garantizar el derecho de mis hijos a recibir dignamente esa educación y mi derecho a ser considerado no un necio sino un ciudadano digno de respeto.

No hay comentarios:

COSAS APARENTEMENTE INTRASCENDENTES Y OTROS CUENTOS, DE PERE CALDERS

S INOPSIS " Pere Calders es un maestro del relato breve. En sus cuentos medita sobre el concepto de realidad, a la manera de Kafk...