UN ESCRITOR NUNCA OLVIDA


Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela: su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.
He recordado la campaña de libros a la calle del metro de Madrid y os he puesto el primer párrafo de El juego de ángel para ver si os anima un poco más a su lectura.
Si os quedáis con unas irresistibles ganas de más y todavía no habéis acudido a la librería aquí podéis leer el primer capítulo.
Ahora no tenéis excusa. Os espero.

No hay comentarios:

COSAS APARENTEMENTE INTRASCENDENTES Y OTROS CUENTOS, DE PERE CALDERS

S INOPSIS " Pere Calders es un maestro del relato breve. En sus cuentos medita sobre el concepto de realidad, a la manera de Kafk...